• Tape los enchufes con los muebles.
  • No les permita, tocar los envases donde calientas la comida.
  • Cuando utilices los fósforos y encendedores guárdalos en un lugar seguro.
  • No permitas que tus hijos jueguen con fuego artificiales.
  • Evite las lámparas en la mesita de noche de la habitación de niño.
  • No permitas que los niños entren a la cocina.